La técnica del momentum se suele utilizar en términos relativos, que consiste en comparar varios activos y comprar el que más fortaleza ha demostrado en un periodo determinado. Sin embargo, también existe el momentum absoluto, desarrollado principalmente por Gary Antonacci en su libro “Dual Momentum Investing”, que es menos conocido y utilizado, que se basa en la comprobación de la rentabilidad del propio activo, que consiste en que si no se ha comportado bien, se deje de lado y nos pasemos a la inversión en renta fija.

Con la combinación de los estos dos tipos de momentum se logra la ventaja de ambos, por un lado estar en el activo de mayor fortaleza, y por otro no seguir con un activo que se ha comportado mal.

Aquí aparece un concepto muy interesante en este sistema, y es la rotación entre renta variable y renta fija. Cuando se produce un mercado bajista la renta variable sufre mucho, y sin embargo los bonos de los Estados suelen subir ya que el dinero inteligente se mueve a los activos de mayor rentabilidad en cada momento. Pues este sistema consigue posicionarse en el mercado más favorable, eso sí con cierto tiempo de retraso, ya que es irreal pensar que vamos a estar siempre en el lado correcto del mercado.

Además, la inversión en renta variable compara los activos de EEUU con los activos de fuera de EEUU, realizando una buena asset allocation o distribución de activos.

Otro elemento fundamental es que la rotación se da entre activos poco volátiles, como son los ETFs sobre índices. De tal forma que estaremos invertido en la renta variable de EEUU, en la renta variable de fuera de EEUU, o en los bonos del tesoro.

Es necesario recalcar que este método no nos va a salvar de las correcciones del mercado, y por eso puede tener años en pérdidas, sin bien la inversión en renta fija nos evita que las pérdidas sean muy fuertes. Incluso puede haber períodos cortos en lo que no bata al mercado. Pero su fortaleza en el largo plazo es incuestionable, cuestión que no es nada fácil de conseguir en un sistema de inversión. Por todo ello, lo usaremos en una pequeña proporción de nuestra cartera.

Algunas características del sistema:

  • No se utilizará apalancamiento.
  • Rebalanceo mensual de la cartera.
  • Inversión en alguno de los siguientes ETFs: SPY, EFA, AGG.

En el libro mencionado aparecen todas las características y datos sobre el backtesting del sistema, con datos nada menos que desde 1974, por lo que muestra que es una estrategia robusta y que funciona a lo largo del tiempo. Aquí muestro un extracto del backtesting que realiza el autor, que corresponde al período 1974-2013. En este caso la comparación la realiza contra el MSCI ACWI, que es un Índice global compuesto por acciones de todo el mundo, teniendo en cuenta que las acciones de EEUU representan aproximadamente el 50% del Índice, por lo que es similar al comportamiento del S&P 500.

 

Annual Return 17,43 14,41 12,66 8,85
Standard Deviation 12,64 16,20 11,93 15,56
Sharpe Ratio 0,87 0,52 0,57 0,22
Max. Drawdown -17,84 -53,06 -23,76 -60,21
1974-2013 Global Momentum Relative Momentum Absolute Momentum ACWI