¿Se mueve la bolsa al ritmo que la economía?, ¿Por qué en ocasiones el PIB está subiendo y la bolsa bajando?¿Se puede predecir el movimiento de la bolsa con la macroeconomía? Estas preguntas no tienen una respuesta fácil.

 

Como decía André Kostolany:

“..Es como un hombre que pasea con su perro por la calle. El hombre sigue su paso de manera continua y regular: esto es la industria. El perro, corre, avanza, salta de un lado para otro, regresa donde está su dueño, se adelanta de nuevo y así sucesivamente. Su camino se parece al que siguen las acciones y los valores, con sus mismos movimientos de avance y retroceso. Pero ambos siguen avanzando, el dueño y el perro, y finalmente llegan a la meta de su paseo. Mientras el hombre ha andado un kilómetro, su perro, para hacer el mismo camino, habrá recorrido dos o tres veces esa distancia. Así se mueven los cambios en una Bolsa desordenada. Dan dos pasos adelante y un paso atrás, pero acompañan en su avance a la expansión industrial

 

Aunque la macroeconomía suele ir acompañada por el ciclo bursátil, en el corto-medio plazo puede haber interferencias que nos hagan dudar, por ello lo mejor es estudiar qué indicadores macroeconómicos son los más fiables y utilizar un conjunto de ellos para estudiar en qué parte del ciclo nos encontramos.

Los indicadores macroeconómicos los podemos dividir en dos tipos: los indicadores económicos adelantados o líderes, que son los que nos interesan ya que reaccionan de forma más temprana a los cambios económicos, y los indicadores coincidentes o retrasados, que como su propio nombre indica se mueven a la vez o incluso con retraso respecto de la economía, como por ejemplo la tasa de desempleo.

Los indicadores que utilizamos son referenciados a EEUU, que sigue siendo la primera economía mundial que mueve los mercados. Sin embargo, si inviertes en Europa es recomendable consultar también los mismos indicadores europeos, aunque las fuentes de información son mucho más escasas. Se pueden encontrar en www.eurostats.com y www.oecd.org.

Ante la amplia gama de indicadores macroeconómicos existentes, hay que elegir aquellos que son más fiables y han demostrado funcionar en el pasado, ya que no tendría sentido utilizar 50 indicadores cuando además muchos de ellos acaban siendo redundantes.

 

Utilización de los indicadores

  • Si están en fase de expansión, es probable que la bolsa esté ascendiendo. Si el indicador se encuentra en fase de contracción, es probable que la bolsa esté descendiendo.
  • La mayoría de los gráficos se pueden consultar en la Federal Reserve Bank de St. Louis. Ir a la página de la FED de St. Louis
  • Las franjas marcadas en  gris fueron recesiones de la economía, que además conllevaron caídas fuertes de la bolsa.
  • Algunos indicadores son mejores para detectar el cambio de ciclo de alcista a bajista, y otros para el caso inverso.
  • Hay que tener en cuenta que observar tan sólo un indicador no es una buena idea, ya que no hay ningún indicador mágico que acierte siempre. Para tener las probabilidades a tu favor es recomendable sólo actuar cuando se da la misma señal de alerta en varios de ellos.
  • El uso de indicadores coincidentes, también puede tener su importancia para comprobar de una manera objetiva lo que está sucediendo en ese instante en el mercado, y corroborar la estrategia que estamos empleando.

 

Veamos el ejemplo del dato de la tasa de desempleo, un indicador atrasado. Este indicador hace máximos con posterioridad a que la recesión haya acabado.  Por ello, en su punto máximo la bolsa ya se había revalorizado sustancialmente durante un tiempo.

La explicación de por qué la tasa de paro es un indicador retrasado es que durante las primeras fases de recuperación económica las empresas siguen reajustándose y despidiendo empleados. Y aun cuando la recuperación ya es un hecho, las empresas intentarán seguir con un plan de empleo con el menor número de empleados posibles, hasta que vuelvan a recuperar la confianza para contratar nuevos trabajadores.

Cuando se acelera la expansión económica, en la fase más avanzada del ciclo, será cuando las empresas vuelvan a contratar a mayor número de trabajadores.

Por todo ello, este es un ejemplo de un indicador atrasado al ciclo económico, por lo que en principio no nos sería muy útil.