El Índice de Producción Industrial mide la evolución mensual de la actividad productiva de las ramas industriales, es decir, de las industrias extractivas, manufactureras y de producción y distribución de energía eléctrica, agua y gas. Cada subsector se pondera en función de su tamaño.

Como es de lógica, durante una recesión la producción industrial y el uso de la capacidad industrial de un país decaen, aunque lo hacen lentamente, una vez que la recesión ya es inminente.

 

 

La evolución de la actividad industrial suele repuntar con anterioridad a que la recesión llegue a su fin, por lo que es un indicador muy útil para detectar suelos del mercado bursátil.

Lo puedes consultar actualizado aquí.