¿Por qué Sistemas de trading?

Las ventajas de los sistemas de trading frente al trading discrecional son las siguientes:

  • Objetividad. Posiblemente esta sea la ventaja por excelencia de los sistemas automáticos. Eliminan las debilidades generadas por el factor humano, que habitualmente cae ante la presión psicológica y la irracionalidad que a veces presentan los mercados.
  • Es posible incorporar una segura, rigurosa y automática gestión del riesgo.
  • Permiten el examen de todos los parámetros y resultados de un sistema profesional. Este proceso es denominado prueba de estrategia o “backtesting”. Esto permite verificar cómo se comportó la estrategia en el pasado. Sin duda el aspecto más importante de los backtesting es no caer en la sobreoptimización, que explicaremos más adelante.
  • Ofrecen la oportunidad de diversificar, aplicándolos en diferentes instrumentos no correlacionados entre sí. Añadiendo un mayor grado de diversificación aplicando sistemas distintos sobre diferentes activos se logra una menor correlación de los elementos que componen la cartera.

 

 


Las estrategias que verás en este blog, tienen todas unas características comunes, que son las siguientes:

  • Simplicidad: Cuanto más simple y menos variables tenga un sistema mejor. Está demostrado que las estrategias que mejor funcionan a largo plazo son las que no se basan en conceptos complejos. Esto ayuda a no sobreoptimizar
  • Lógica: Tiene que haber una idea buena de alguna ineficiencia del mercado para explotarla.
  • Largo Plazo: Aunque casi todo el mundo comienza a operar a corto plazo, la realidad es que si quieres ser rentable en el tiempo tienes que tener una visión de largo plazo.
  • Robustez: Un sistema tiene que funcionar en diversos activos, no sirve de nada que desarrolles un sistema en el que para un activo concreto sea muy rentable y sin embargo, en otros activos sea pobre, ya que eso significará que el sistema se ha realizado específicamente para reproducir el comportamiento pasado de un activo concreto, con lo que no funcionará en un futuro.
  • No sobreoptimización: Esta cuestión es fundamental. De nada sirve desarrollar un sistema tan adaptado al pasado que en el backtesting muestre unos resultados increíbles, ya que estaría destinado al fracaso. La no sobreoptimización se consigue con sistemas simples y robustos.
  • Objetividad: Los sistemas te ofrecen la ventaja de que ya está todo marcado con las pautas que tienes que seguir, por lo que si sigues el sistema a rajatabla, no te verás influido por factores psicológicos. O al menos no en las mismas proporciones en caso de no seguir ningún sistema de inversión.

 


Backtesting de los sistemas

Un backtesting es un proceso por el cual se somete a prueba el Sistema para verificar como se ha comportado en el pasado.

Aquí no encontrarás estrategias que tengan un backtesting con rentabilidades exageradas y que están tan optimizados al pasado que no sirven para nada, como muchas de las estrategias que circulan por la red.

Estas estrategias están diseñadas para que funcionen en real y en un largo período de tiempo,  manteniendo una estricta gestión del riesgo.

Se han tenido en cuenta las siguientes consideraciones en los backtesting mostrados en el blog:

  • El periodo de prueba: Se incluye un período en el que ha habido un ciclo bajista y uno alcista, para así comprobar el comportamiento en los periodos desfavorables, ya que no serviría de nada perder todo lo que has ganado en años anteriores en un período de crisis. Concretamente la fecha de inicio es el 01/01/2007.
  • Buy & Hold: Hay que tener algo con el que comparar la estrategia, para comprobar si se ha portado mejor que el mercado en general, ya que en caso contrario nos habría sido más útil comprar un ETF sobre el índice en cuestión y olvidarnos del resto. Por lo que comparamos con el método de buy & hold que consistiría en comprar el índice S&P500, y mantenerlo durante todo el periodo de duración del backtesting.
  • Comisiones: Se han tenido en cuenta unas comisiones del 0.1% por operación, que es el spread actual que cobra eToro para Acciones y ETFs.
  • Sin dividendos: Los datos de los backtesting no están ajustados a dividendos, por lo que lo comparamos con el índice S&P 500 sin dividendos. No obstante, en real habría que sumar aproximadamente 2 puntos porcentuales a los resultados por los repartos de dividendos.
  • Ratios: Se pueden sacar muchas estadísticas para comparar estrategias. Las que consideramos más importantes son las siguientes:
    • CARG: Rentabilidad anualizada. Evidentemente es necesario alcanzar una rentabilidad decente, al menos un poco más que el mercado.
    • Máx. Drawdown: Es la máxima pérdida en porcentaje que ha tenido el sistema. Es la mayor distancia de pico a valle en la curva del capital. No nos dice cuántas pérdidas vamos a tener, solamente la mayor pérdida de todas.
    • Recovery Factor: Factor de recuperación. Resulta de la relación entre la rentabilidad y el máximo drawdown. Se calcula dividiendo la ganancia neta del sistema entre el máximo drawdown. Un resultado bueno sería mayor de 5.
    • Profit Factor: Factor de beneficio. Simplemente se calcula dividiendo lo que ganan las operaciones ganadoras entre lo que pierden las operaciones perdedoras. Nos dice lo que vamos a ganar por cada euro que perdamos. Un resultado bueno sería mayor de 2.
    • Ratio Sharpe: Se calcula en base a la media y la desviación de resultados. Su cálculo es el siguiente: (Retorno sistema – Retorno sin riesgo) / Desviación de los retornos. Hay que tener en cuenta que este ratio no tiene en cuenta si la volatilidad es en el lado ganador o perdedor, por lo que tiene sus limitaciones. Un resultado mayor de 0,5 podría considerarse bueno en un largo período.