El sector inmobiliario es uno de los principales motores de cualquier economía. Dentro de los indicadores de la construcción,  el indicador más fiable para interpretar qué situación se encuentra este mercado es el número de licencias de construcción otorgadas cada mes. Este dato es adelantado al de casas que efectivamente se construyen, debido a que una licencia siempre precede a la construcción.

Muchos analistas e inversores se fijan en el dato de construcción de nuevas casas, cuando en realidad  este dato lo podemos obtener antes estudiando el número de licencias de construcción.

Cuando una recesión económica está cerca, las condiciones hipotecarias se vuelven más rígidas y el número de licencias de construcción se contrae rápidamente. Al contrario, en las últimas etapas de las recesiones, las condiciones financieras se vuelven más laxas y el número de licencias repunta pasando a una nueva expansión económica.

 

 

Como se ve en la imagen, es un indicador bastante fiable para detectar techos si cae por debajo de un -20%.

Lo puedes consultar actualizado aquí.