NUEVO SISTEMA A INCORPORAR A LA CARTERA

 

Llevo trabajando un tiempo en la incorporación de un nuevo sistema a la cartera. Siempre hay que estar renovándose aunque es verdad que los sistemas que tenemos son de medio-largo plazo por lo que sólo es necesario revisarlos al cabo de unos años.

En esta última revisión he comprobado que el sistema Sectores siempre suele ir con bastante retraso a la hora de entrar en un sector que sea fuerte, y por ello la rentabilidad de este sistema nos está mermando un poco la rentabilidad de la cartera total.
El sistema Sectores era el que menos rentabilidad tenía en el backtest, pero a cambio nos daba un menor drawdown, por lo que tampoco es que haya perdido su eficacia pero creo que he encontrado otro sistema que puede tener una mejor rentabilidad/riesgo esperada.

Vamos a hablar de este nuevo sistema que llamaremos Sistema World.
Este sistema como siempre es de medio-largo plazo, e invierte en los siguientes ETFs:

-SPY: Acciones USA de alta capitalización.(Empresas grandes).
-IWM: Acciones USA de baja capitalización.(Empresas pequeñas).
-VGK: Acciones Europa de alta capitalización. (Empresas grandes).
-EEM: Acciones de mercados emergentes.
-TLT: Bonos de largo plazo.

Se comprarán mensualmente 2 de los activos anteriores y los mantendremos durante un trimestre, en función del momentum del último mes.
De esta forma este sistema se diferencia de los otros dos en que el momentum es de muy corto plazo, e intentamos darle cierto margen para aprovecharlo durante 3 meses.
Vemos que también como en el resto de sistemas tenemos la posbilidad de que entre un ETF de bonos al sistema. Esto se hace con el fin de que en períodos de mercados bajistas la cartera en vez de estar en liquidez estemos comprados en bonos, ya que en esos períodos suelen subir los precios históricamente.

Como sólo se opera cada trimestre, comenzaremos con este sistema en sustitución del sistema Sectores al comienzo del año 2020.

El resultado del backtest con el período 2006-2019, es el siguiente:

 

En azul está representado el resultado del backtest del sistema, y en rojo el comportamiento del S&P 500.
El máximo drawdown o pérdida del sistema es del 19%, mientras que la del S&P 500 del 51%, ello se consigue precisamente estando fuera del mercado en mercados bajistas y comprando el ETF de bonos.
En cuanto a los resultados anuales, de los 14 años, en 9 el sistema supera al S&P 500 y en 5 no. Esto quiere decir que podemos esperar algún año que no se supere al índice de referencia, cuestión que ocurre en todos los sistemas de medio-largo plazo. Sin embargo, en el largo plazo los resultados parecen ser muy superiores al índice de referencia.

 

Please follow and like us:
error

Deja un comentario