Aunque es un indicador menos conocido que los anteriores, y a simple vista pueda parecer de poca importancia, los camiones pesados son utilizados por las empresas para el transporte. En fases recesivas es lógico que las empresas en decadencia vendan parte de sus camiones para conseguir fondos, y al contrario, cuando vuelve el auge económico y las empresas comienzan de nuevo sus expansión, compran de nuevo camiones pesados.

 

 

Históricamente se ha mostrado como un indicador que puede funcionar muy bien para detectar techos del ciclo bursátil en el caso de que se caiga por debajo de -20%.

Lo puedes consultar actualizado aquí.