Es de pura lógica que en medio de la recesión los consumidores tengan menos capacidad adquisitiva y por lo tanto las ventas al por menor se desplomen, y que, cuando la economía marcha bien, las ventas crezcan.

En el gráfico siguiente puede ver la evolución de las ventas minoristas en las últimas recesiones. Se puede comprobar como las ventas al por menor en EEUU suelen pasar a terreno negativo antes o justo en el momento en el que la economía entra en recesión, aunque no es tan fiable en el período de cambio del ciclo bursátil de una contracción a una aceleración.

 

 

Analizando el gráfico se pude ver que puede que pasa un periodo de tiempo en terreno negativo antes de que se inicie una recesión, por lo que lo podemos usar para detectar techos si es negativo durante un periodo superior a 2 meses.

Lo puedes consultar actualizado aquí.